Comunicado por el Centenario del Genocidio Armenio (24/04/2015)

11148352_10152925216613655_2413627167948556464_oHoy se cumplen cien años del genocidio contra el pueblo armenio perpetrado por el Estado turco. El 24 de abril de 1915, la humanidad se enfrentó con el comienzo del genocidio perpetrado por el Imperio Otomano y continuado por la República Moderna de Turquía. Se masacraron 1.500.000 armenios y cientos de miles de minorías como griegos y asirios bajo las órdenes del gobierno de los Jóvenes Turcos encabezado por Talaat Pashá, Enver Pashá, Djemal Pashá en primer lugar y luego por Kemal Ataturk, fundador de la Turquía moderna.

La fecha es simbólica. El genocidio contra el pueblo armenio se construyó décadas atrás, mediante la marcación, el hostigamiento y el asesinato paraestatal de miles de armenios. Se planificó un lustro antes en la ciudad de Salónica con la asignación de funciones y responsabilidades para la ejecución del crimen. Luego, a partir de 1923, y hasta la actualidad, lo perpetuó y consolidó la República Moderna de Turquía utilizando los mismos argumentos empleados hace cien años para el exterminio.

Pero el objetivo genocida no llegó a su fin. Las consecuencias materiales y simbólicas de este genocidio siguen presentes hoy en día, y son utilizadas por el Estado negacionista de Turquía para ejercer su dominación en la región y en su propio territorio. No es casual que la legitimidad de la identidad y el Estado turco, fundado con el crimen de genocidio, pendan de un hilo cada vez que algún ciudadano turco reclama por sus derechos y dignidad, y tampoco es casual la extrema violencia estatal y paraestatal como respuesta cotidiana a las disidencias políticas internas.

Hace cien años que el Genocidio Armenio sigue impune. Hace cien años que el reconocimiento, la justicia y la reparación por parte de los perpetradores están ausentes. Sin embargo, cada vez son más los países que reconocen el Genocidio Armenio y se solidarizan con el reclamo, haciendo propia la lucha que en un primer momento fue solo del pueblo armenio.

Unión Juventud Armenia de Sudamérica lucha desde hace 74 años por la Causa Armenia, la defensa irrestricta de los Derechos Humanos y las causas justas. Repudiamos y luchamos específicamente contra el negacionismo, última fase de todo plan genocida, ejecutado como política de Estado en Turquía y su gobierno hermano, Azerbaiyán, el cual, a fines de 1990 continuó con el plan de limpieza étnica en las ciudades de Bakú, Sumgait y Kirovabad, cuando llevó a cabo el exterminio de los armenios que habitaban esos territorios. Reclamamos el reconocimiento internacional del Genocidio y la reparación de dicho crimen por parte del Estado de Turquía.

Involucrados en la historia, el presente y el futuro de Sudamérica, sostenemos y avanzamos bajo las banderas de la Memoria, la Verdad y la Justicia para que los genocidios y los crímenes de lesa humanidad no vuelvan a suceder en el mundo. La República de Armenia, la República de Karabaj y la diáspora en los 5 continentes, son la evidencia viva y pujante de la supervivencia y superación del pueblo armenio. Exigimos que Turquía deje de esquivar responsabilidades y se haga cargo de las reparaciones simbólicas y materiales que le corresponden.

Unión Juventud Armenia de Sudamérica, como lo ha demostrado a lo largo de sus 74 años de historia en Sudamérica, seguirá fiel a sus convicciones e ideales.

¡Memoria, Verdad, Justicia y Reparación!

Unión Juventud Armenia de Sudamérica